Elimina cualquier molestia que puedas sentir en la ciática con tan solo realizar este método sumamente elaborado y explicado por nosotros

Los dolores en el cuerpo son comunes en especial cuando vamos envejeciendo, ya que el gasto y el mal uso que le hemos dado a nuestro organismo comienzan a pasar factura y hacernos saber que algo anda mal.

Hay dolores, sin embargo, que parecen por un simple mal movimiento o por alguna otra razón, no necesariamente está relacionado con nuestra edad o el uso de nuestro cuerpo para ciertas actividades.

En este caso el dolor en la ciática es algo que no discrimina ni en edad, ni en sexo, es por eso que debemos saber identificarlo y tratarlo, ya que puede llegar a ser bastante crónico y consecuente en nuestras vidas.

A continuación, te vamos a presentar una lista de síntomas que pueden indicarte si estas sufriendo de tu ciática, además, te daremos una lista de ejercicios que te ayudarán con los dolores y a combatirlos.

Cómo identificas que sufres de la ciática y qué hacer

Si te preguntas si puedes estar sufriendo de un dolo lumbar, solo debes leer la lista de síntoma que te vamos a presentar a continuación, ya que estos dolores suelen ser muy específicos y fáciles de diagnosticar:

  1. Dolor muy fuerte en la zona de los glúteos y la pierna
  2. Sensación de hormigueo acompañado de un dolor intenso
  3. Al estar sentado el dolor aumenta
  4. Puede que en algunos casos la pérdida de control de la vejiga se haga presente.

Estos son algunos de los síntomas que vas a tener que presenciar si sufres de esto. Si te preguntas “¿por qué pasa esto?”, bueno, en su mayoría ocurre por Hernia discales, aunque también pude pasar por lesiones, tumores, infecciones, espondilolistesis, estenosis espinal y por último, Síndrome Cauda Equina o, más conocido como, cola de caballo.

Para prevenir este tipo de molestias solo debes asegurarte de cumplir con cosas muy simples como pararte derecho, dormir en un buen colchón, evitar el sedentarismo practicando ejercicios y manteniéndote activo. Sin embargo, si ya lo sufres y no sabes cómo atacarlo, lee estas recomendaciones para mejorar tu ciática:

Estiramiento del músculo isquiotibial:

  • Siéntate con la espalda recta y las piernas estiradas en el suelo.
  • Inhala, y al exhalar, intenta llegar con tus manos a las puntas de tus pies.
  • Mantente en esa posición por medio minuto

Estiramiento del músculo piriforme:

  • Siéntate de nuevo en el suele y estira tu pierna derecha sobre tu pierna izquierda.
  • Estira tu cadera para empujar la pierna doblada. Mantente así 20 segundos.
  • Ahora intercambia la pierna y realiza los mimos pasos.

Estiramiento de rodillas al pecho:

  • Acuéstate en el piso y dobla tus rodillas en 90°.
  • Rodea una de las rodillas con tu brazo y llévala a tu pecho lentamente
  • Mantente así medio minuto.
  • Repite con la otra pierna.

Estiramiento arqueando la espalda:

  • Ponte boca abajo en el piso.
  • Pon tus manos a la altura de tus hombros y luego estira los brazos arqueando la espalda y dejando la cadera en el piso.
  • Mantente así 10 segundos y luego baja lentamente.
  • Haz 10 repeticiones.

Estiramiento de glúteos:

  • De nuevo, ponte en el suelo de espaldas y dobla tus rodillas 90°.
  • Eleva la pierna izquierda colocando el pie en el muslo de la derecha.
  • Rodea con tus brazos el muslo derecho y llévalo a tu pecho.
  • Mantente así 30 segundos.
  • Repítelo 3 veces con cada pierna.

Realiza estos ejercicios y podrás ver como el cambio comienza a notarse. Debes ser cuidadoso con los pasos y seguirlos bien, ya que un movimiento mal hecho puede provocar una lesión. Pruébalo tú mismo y comprueba. Si te gustó, comparte