Remedios caseros para la artritis reumatoide

La artritis es una enfermedad de las articulaciones que afecta tanto a hombre como a las mujeres hoy en día. Quienes padecen de esta condición sufren fuertes dolores en varias partes del cuerpo como las manos, pies e inclusive en las rodillas, tobillos, codos, caderas y hombros.

Esta enfermedad es diagnosticada, por lo general, en personas a partir de los 40 años de edad, pero también puede presentarse en jóvenes y niños. Según informes realizados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (DCD), en el año 2007 fueron diagnosticadas con esta enfermedad, aproximadamente, 1,5 millones de personas en Estados Unidos.

Existen varios factores que indicen para que las personas padezcan de esta terrible enfermedad bien sea por antecedentes de miembros de la familia, por consumo excesivo de cigarrillos, por exposición a minerales y por alguna infección crónica que afecta la dentadura.

Los malestares que produce la AR son intermitentes, debido a que cuando se produce inflamación de los tejidos del cuerpo, los síntomas comienzan a manifestarse. Entre ellos están fuertes dolores musculares y en las articulaciones, hinchazón rigidez y fatiga. Una vez que disminuye la inflación, desaparecen los síntomas.

Conoce 10 excelentes maneras para tratar la artritis reumatoide de manera natural y efectiva

A pesar que aún no existe una cura definitiva para esta enfermedad, existen alternativas que pueden aliviar los síntomas. Aquí te presentamos 10 de los mejores remedios para tratar la AR.

  1. Hacer ejercicios.

Practicar algún ejercicio es el primer paso que debe seguir para batallar con los síntomas. Esto le irá disminuyendo la fatiga, a la vez que fortalecerá sus músculos y les dará más movimiento a sus articulaciones. Para ello, hay tres maneras que puede implementar y son muy faciles:

  • Ejercicios para mover las articulaciones del cuerpo en varias direcciones. Este ejercicio le ayudara a mantenerlas flexibles, le reducirá los dolores y mejorará el equilibrio. Debe hacer estos movimientos por 30 minutos todos los días.
  • Ejercicios para fortaleces los músculos. Estos se recomiendan hacerse de 2 a 3 veces semanalmente.
  • Ejercicios de cardio o aerobicos, los cuales deben ser de media hora todos los días.

Es importante que tenga la asesoría de un especialista para que la oriente en los ejercicios que debe de hacer y los que no debe de hacer.

  1. Usar paños calientes y fríos

Esto podría ayudar a aliviar los síntomas. La compresa caliente disminuirá el dolor de los músculos y las articulaciones, mientras que la compresa fría desaparecerá por completo el dolor y disminuirá la inflamación. Para obtener una compresa caliente, use una toalla pequeña mojada con agua caliente, y para la fría eche cubos de hielo en un paño delgado.

Alterne cada compresa colocándolas en las zonas afectadas durante unos minutos. Repita el tratamiento por 20 minutos las veces que sea necesario, hasta notar alivio de los síntomas

  1. Consumir aceite de pescado

Consumir este aceite también puede aliviar los síntomas de la AR. Se recomienda ingerir 2,6 gramos de aceite de pescado por lo menos dos veces durante el día. También incluya a su dieta atún, salmón y otros tipos de pescados.

  1. Beber infusiones de cúrcuma

Se ha demostrado que esta especia también posee propiedades des-inflamatorias. Coloque 1 litro de agua a hervir. Añádale 1 cucharada de cúrcuma en polvo y deje que hierva por 10 minutos. Retírela del fuego y déjela enfriar. Tome de esta infusión dos veces al día.  También puede consumir la cúrcuma en sus comidas para disfrutar de sus beneficios.

  1. Tomar vinagre de manzana

Agregue una cucharada de este vinagre y una cucharada de miel a medio vaso de agua tibia. Bébalo una vez al día. También resulta aconsejable poner un poco del vinagre en la zona afectada junto a un poco de aceite de resino y masajee por unos minutos. Haga esto diariamente antes de dormir.

  1. Comer ajo

Gracias a las propiedades antinflamatorias que posee el ajo, es un gran aliado para combatir la artritis. Deberá consumir de 1 a 2 ajos crudos todos los días.

  1. Tomar baños con sal de Epsom

Por poseer magnesio, la sal Epsom tiene la ventaja de regular los niveles de PH de nuestro cuerpo. Lo que hace que se reduzca la rigidez, inflamación y el dolor. Agregue dos tazas de esta sal a su tina con agua tibia y dese un rico baño por al menos 30 minutos tres veces por semana.

  1. Consumir jengibre

Con un poco de aceite de jengibre frote en las zonas donde tenga dolor. Y luego salga al sol para que exponga la zona al calor de 5 a 10 minutos. También puede comer trocitos de jengibre todos los días y hacer infusiones a base de este producto.

  1. Masajearse

Los masajes hacen que los músculos se relajen aliviando el dolor. Añada 10 gramos de alcanfor a 1 taza aceite de mostaza. Proceda a calentar la mezcla hasta que todo se integre. Déjelo enfriar y use la crema para masajear tanto sus pies, tobillos, rodillas, manos, hombros y demás zonas donde sienta dolor.

  1. Consumir aceite de onagra

El aceite de onagra es de origen vegetal, que posee un ácido gamma- linolénico , el cual ayuda a disminuir los fuertes síntomas. Lo ideal es consumir entre 540 mg a 2,8 g en porciones divididas durante el día. Para mayor información sobre el uso de este tratamiento consulte a su médico de confianza.

Trate de hacer estos consejos y vera mejoría en los síntomas de esta enfermedad, que si bien no tiene cura, podrá sobrellevarla gracias a estas recomendaciones.